UN ESPACIO PARA MI





Llevaba ya varias semanas queriendo crear un pequeño espacio para mí dentro de nuestra casa. Con todo esto del blog sentí la necesidad de darme un lugar en especial en donde pudiera inspirarme mejor y sentarme a escribir.



Al inicio escribía mis post desde mi celular mientras alimentaba a Leo en la oscuridad. Se imaginan cuánto tardaba en escribir mis publicaciones más largas con una sola mano? Entonces decidí que volvería a encontrarme con una vieja amiga: mi laptop. Cuando comencé a escribir de nuevo en un teclado me di cuenta de que extrañaba esa sensación de estar sentada en un escritorio trabajando; nunca pensé que extrañaría tanto eso.




Pero aún así, no tenía un lugar donde sentarme tranquilamente a escribir. A veces lo hago en el comedor, otras sentada en el piso junto a Leo mientras jugamos, otras en el escritorio de mi esposo. En todos lados me ando moviendo mucho pues tenía que quitar mis cosas para despejar el lugar si se necesitaba para otra cosa.

Así que, un día mientras estaba en la sección de cosas de 1 dólar de la tienda que tanto disfruto, me encontré con unos pequeños pósters con frases motivadoras. En cuanto los vi me encantaron y de ahí salió la idea de crear un lugar sólo para mí.

No sé si esto sea parte del tan deseado "tiempo de mamá", quizá sí, pues es una forma de hacer algo por mí. No sólo porque creé un espacio donde puedo hacer algo que me está gustando tanto, si les soy sincera también porque fue muy divertido el proceso de idear lo que quería y de comenzar a decorar. 

Que divertido es decorar! A poco no?



Puse manos a la obra y poco a poco comencé a juntar pequeños detalles que me iban gustando. Me fui por la sección de 1 dólar de Target, compré cuadernos de 97 centavos de Walmart y encontré joyas enterradas en la sección de "clearance" de Michael's.  Y así de a poco hice mi pequeña oficina.

No sé ustedes, pero descubrí que tengo una obsesión con material de papelería: plumas, post-it, cuadernos con pastas bonitas. Todo me gusta!

Y también descubrí algo, tengo una nueva obsesión con el color rosa, sobre todo el rose/gold. Siempre he sido de las que prefieren el azul, pero de un tiempo para acá me sentí atraída por todo lo "girly". Será que estoy tratando de ganar terreno en mi casa antes de que Leo crezca más y llegue una oleada de carritos, deportes, super héroes y demás?

Mi pequeña oficina aún está en proceso, poco a poco iré acomodando todo mejor, me falta todavía poner fotos de mi esposo, Leo y mis perros (tengo miles de fotos pero ninguna impresa). Pero esto ya agarró forma y me siento muy emocionada.

No es que crea necesario poner un lugar en específico dentro de casa para hacer mi hobby, pero si tienen la inquietud de algo así, se los recomiendo ampliamente. Esto me entusiasmó mucho y me relajó. 






Si eres de las mamás que meditan, podrías crear un espacio en casa donde puedas tener tu tapete, tus velas y música relajante. Si te gusta leer mientras bebes un café, puedes acondicionar un sillón de tu casa junto a una lámpara, una mesita y poner un cojín bonito para recargarte. Sin necesidad de hacer mucho ni gastar, una misma puede crear un espacio sólo para nosotras, para tener un tiempo sólo de mamá.

Y como extra, no sé si en la foto se alcance a ver bien, pero arriba del escritorio, en la parte izquierda junto al cuadro, podrán observar una pequeña maceta con unas cositas verdes arriba. Bueno, esa la hice yo misma, es otra fase del proyecto de "un espacio para mí". En el siguiente post les platico qué es lo que hice y por qué me animé a hacerlo.

Tienen algún proyecto en mente para ustedes?




Comentarios

Entradas más populares de este blog

GRACIAS A MI HIJO

MAMÁS, TODAS FUIMOS PRIMERIZAS

DIY - Cómo crear arte con tu bebé