Entradas

Mostrando las entradas de octubre, 2017

¿CÓMO SABER SI SOBREPROTEJO A MI HIJO?

Imagen
La idea de este post me la dio una mamá seguidora que fue mi compañera de la escuela. Ella me comentaba que sentía que ha protegido mucho a su hija y que no le ha permitido correr riesgos; con esto, piensa que ocasionó que su niña no estuviera preparada para reaccionar ante diferentes situaciones.
Bueno, realmente esa es una duda que he tenido todos estos meses, es una duda que tengo a diario, ¿cuánto debo proteger a mi hijo y cuánto debo mantenerme un tanto alejada para que él sólo descubra las cosas?
A veces siento que me relajo demasiado y dejo que mi bebé aprenda las cosas un poco "a la mala", por así decirlo. Por ejemplo, ahora que Leo comenzó a gatear, dejo que explore solo y que mire las cosas por sí mismo, obviamente con mi supervisión y estando en el mismo lugar que él. Descubrió cómo abrir los cajones de mi cómoda y al mismo tiempo aprendió que se puede machucar los dedos con ellos, fueron 2 machucones y 2 llantos; después de eso ya no les presta tanta atención. ¿Me …

LAS ETERNAS PREGUNTAS QUE JUZGAN A LAS MAMÁS

Imagen
Soy de esas personas que saben perfectamente lo que debieron contestar ante una situación después de que ya pasó. Soy la típica que piensa: debí contestar esto! Siempre tartamudeo o me quedo con la respuesta atorada a media garganta.
Ahora que me he convertido en mamá, me he enfrentado con un tipo de situaciones: con las preguntas juzgadoras (así las llamo yo). Son preguntas que aparentemente te hacen para platicar y saber sobre ti y tu bebé, pero que realmente en el fondo te están juzgando y hasta desaprobando algunas de tus decisiones. ¿Saben a cuáles me refiero?
El propósito de este post no es quejarme ni nada por el estilo, sino desahogar un poco mi alma escribiendo lo que me hubiera gustado contestar y decirme a mí misma "que buena respuesta Rebecca!" aunque realmente sólo yo lo sepa.
Me llegué a topar con preguntas como estas:
Situación 1: mientras le daba pecho a Leo Pregunta juzgadora: ¿Y todavía te sale leche? Respuesta real: Si Respuesta imaginaria: Pues ahorita estamos e…

UN DÍA EXTRAORDINARIO

Imagen
Hace algunos meses miré un video en el que ponían la forma en que miraban un día normal una mamá y su hijo. Para la mamá era un día como cualquier otro, mientras que para el hijo había sido un día lleno de aventuras. En esta ocasión pude sentir cómo percibía mi bebé su día.
En ocasiones me siento apurada o presionada por tener algo listo en casa. Tengo días de mal humor y de tristeza, pero también hay días en los que despierto motivada a dar lo mejor de mí y con el ánimo muy arriba.
Pero hay otros días en los que no pasa nada en particular, en los que me dejo llevar por la rutina. Este parecía ser uno de esos días, pero terminó mostrándome algo importante. Lo quise escribir para que en el futuro no vaya a olvidar los detalles.
Inicié un día común y corriente, sin muchos planes por hacer así que no había presión.
Me levanté como siempre a darle de comer a Leo y luego a cambiarle de pañal. Al terminar, puse a mi bebé en su cuna para poder limpiar el piso y así él pudiera gatear a sus anchas…