Entradas

Mostrando las entradas de 2018

GRACIAS ABUELITA

Imagen
Gracias abuelita por arrullarme con tus súper poderes hasta que caía dormido cuando apenas tenía unos días de nacido. Mi mami lograba comer o dormir un poquito mientras me acurrucabas.

Gracias abuelita por siempre pedirle a mi mamá que ponga en altavoz el teléfono para que pueda escucharte mientras hablas y yo sonrío al reconocer tu voz.

Gracias abuelita por prepararme la comida que sabes que me ha gustado más para que así coma mejor y no tire todo al piso. Si tiro casi todo, después andas detrás de mí con un plátano en la mano para que entre juegos me lo coma.

Gracias abuelita por enseñarme cosas nuevas. Por tí aprendí a levantar mi dedo índice cada vez que me preguntan cuántos años tengo.

Gracias abuelita porque me sigues en todos mis juegos, hacemos ruidos de zombis, aventamos pelotas y corremos alrededor de la mesa.

Gracias abuelita por dejarme explorar tu cocina, me divierto con tus preciados tuppers y me emociona abrir y cerrar puertas.

Gracias abuelita por siempre agacharte y cargarm…

YO NO SABÍA MUCHAS COSAS, HASTA QUE ME CONVERTÍ EN MAMÁ

Imagen
Hasta que me convertí en mamá me fui enterando poco a poco de muchas cosas que nunca antes me cruzaron por la cabeza. De esa clase de cosas que te agarran por sorpresa y te avisan de golpe que eres una persona muy diferente.

Porque desde que llega un hijo cambia algo dentro de ti, algo en tu esencia se modifica y da lugar a una versión que ahora se ha enterado de un montón de cosas nuevas, cosas de las que no te creías capaz hasta este momento.

Yo no sabía que perdería el asco a muchas cosas. Antes era muy fácil poner mi cara verde ante algún olor extraño. Hoy quito mocos de una nariz ajena con mi propia mano y busco después tranquila donde limpiarme.

Yo no sabía que me sentiría cómoda haciendo del baño frente alguien más, pero aquí estoy a diario sentada en el inodoro con la puerta del baño abierta mientras mi hijo anda jugando a unos metros.

Yo no sabía que podía comer algo que se cayó al piso, pero mi hijo va dejando regado por doquier su cereal o tira un pedazo de comida desde su sill…

MI HIJO SE ESTÁ DESPIDIENDO DE SU VIDA DE BEBÉ

Imagen
Ayer fue mi punto más bajo, desperté como si me hubiera pasado un tren encima y no tuve energías en todo el día.
Leo lleva varias semanas que está despertando cada 2 horas (o menos) en las noches. Algunas veces sólo pide el pecho de mamá, otras no lo quiere pero tampoco quiere que lo regrese a su cuna. Si no quiere la cuna o la teta lo acuesto conmigo en la cama y lo abrazo, pero lo sorprendente es que tampoco quiere eso, llora histérico, me quita los brazos, se levanta y da mil vueltas en la cama, llora como si alguien lo estuviera torturando, por más que lo consuelo no quiere nada, sólo seguir llorando y no dormir.
Así que ayer mi cuerpo resintió las ya bastantes noches de mal sueño. Me sentí débil y afortunadamente pude pedirle a mis papás que cuidaran durante el día a mi hijo para dormir un poco.
Cada vez que Leo tiene una escena como esta en las noches no puedo parar de preguntarme, qué está pasando? Si ya estábamos durmiendo mejor! Le ruego porque ya pase el llanto y que duerma, pe…

EL TRABAJO MÁS GRATIFICANTE DE MI VIDA

Imagen
Seguro les ha pasado, un momento cotidiano en su día, están en medio de la hora de comida o la del baño, así de la nada su hijo (a) se les queda viendo directo a los ojos con una sonrisa, casi pegados nariz con nariz, te mira con una felicidad absoluta, magia!
Ahí mismo te quedas pensando y te dices a tí misma que debiste hacer algo muy bueno para ganarte este momento, para ser tan afortunada.
Este es el trabajo más gratificante que he hecho, sin minimizar los demás trabajos del mundo, pero vaya! tengo una vida en mis manos.
Aunque no recibí ninguna capacitación inicial para dicho trabajo, de hecho recuerdo perfectamente que cuando mi hijo era apenas un recién nacido le decía mientras lo bañaba insegura o mientras trataba de acomodarlo a mi pecho para alimentarlo: "tú sabes más que yo de esto, guíame por favor".
Le ponía mucha carga al que apenas llevaba unos días de vida, pero en el fondo sentía que verdaderamente mi hijo sabía más que yo, que venía de un lugar que yo ya había …

QUERIDAS MAMÁS: PUEDEN QUEJARSE SIN TENER QUE DECIR QUE AMAN A SUS HIJOS

Imagen
¿Han escuchado a otras mamás decir que se sienten cansadas o estresadas e inmediatamente después de pronunciar esas palabras viene el inevitable "pero amo a mis hijos más que a nada"?
O mejor aún, ¿se han escuchado a ustedes mismas decir esto?
Ya lo había notado antes en muchas mamás y en mí misma. Pero me quedó más claro hace poco  que estuve en un evento donde se impartieron distintas pláticas dirigidas hacia mujeres. En una de las pláticas, una psicóloga hizo un comentario a manera de broma en donde nos contaba que cuando tuvo a su hijo vivió todo menos el día más feliz de su vida, ya que pasó por dolor, confusión y la obvia inexperiencia de una mamá primeriza. Este comentario lo hizo para puntualizar que se idealizan muchos aspectos de la vida de la mujer, incluidos la maternidad.
Bueno, me desvío de lo que quiero decir. Cuando la psicóloga hizo ese comentario a manera de chiste, todas las presentes nos reímos, porque la entendimos, porque muchas de las presentes éramos mam…

ABRÁZAME CUANDO MÁS LO NECESITO

Imagen
Es más fácil decirlo que hacerlo, lo sé, estando ahí con tu hijo en pleno llanto, se tira al piso y no entiende razones, no tiene ningún malestar físico, sólo quiere algo que no puede tener (como las pilas del control remoto o libre acceso al enchufe de electricidad) y demuestra su malestar por medio del llanto.
Estás a punto de perder el control junto con él, es el "berrinche" número 1,800 del día y tu paciencia llegó al límite.
Te detienes un poco y tratas de recordar algo, mi hijo aún no habla o apenas dice algunos balbuceos, no tiene otra forma de manifestar su desacuerdo más que por medio del llanto, sea o no lógico para tí como adulto.
Es humano y tiene derecho a llorar, ¿no?
Y ahí en medio de la escena piensas algo, tu hijo está triste o frustrado, está molesto y lo refleja. ¿Qué pasaría si te sientes así un día, te acercas a tu pareja buscando un hombro para llorar, para querer desahogarte y tu pareja decide darte la espalda e ignorarte hasta que se te pase tu "berr…

¿EN QUÉ ESTÁBAMOS PENSANDO AL TENER UN BEBÉ?

Imagen
Eso pasó por mi cabeza cuando mi hijo tenía menos de una semana de edad. 
Probablemente a millones de mujeres no se les ocurriría pensar en algo así cuando por fin tienen a su recién nacido en brazos, quizás habían soñado siempre con ese momento y les parece incomprensible que otra mujer pudiera llegar a pensar algo así. 
Pero quizás haya por ahí otras que estuvieron en el mismo lugar que yo y les gustaría saber que aquí hay otra más y no estás sola.
Recuerdo muy bien el momento: estaba sentada en la mecedora con mi hijo en brazos dándole de comer por milésima vez en el día. Estábamos sólo él y yo pues en cada toma de leche yo pedía silencio total, que nadie nos interrumpiera, era como si la mirada de alguien más nos afectaba y no lográbamos acomodarnos bien. Era como cuando vas en tu carro buscando una dirección y bajas el volumen del radio para encontrar el lugar más rápido. Ocupábamos bajar el volumen de todo y estar aislados para entendernos mejor.
Pero en ese aislamiento botó a mi ca…

EL PRIMER CUMPLEAÑOS DE MAMÁ AGRIDULCE

Imagen
Fue en marzo del 2017 cuando publiqué mi primera entrada en mi blog. Inicié con un post para presentarme y poco a poco fui escribiendo más cosas. No fue hasta que abrí la Fan Page que pude darme a conocer un poquito más, pero fue en mi blog donde inicié con este pequeño proyecto.
En ese entonces Leo acababa de cumplir 4 meses y comencé a sentirme un poco más como yo misma. Creo que después de que un bebé cumple los 3 meses las cosas comienzan a apaciguarse algo, no del todo pues sigues sin dormir y estás cansada, pero ya estás acostumbrada a eso y las cosas se van acomodando mejor.
Tenía tiempo con la idea en la cabeza, así que una noche me animé. Todavía tengo un leve recuerdo de mí sentada en el sillón de la sala viendo cómo quería acomodar todo e ideando lo que quería plasmar. Como siempre, todo mundo dormía en casa mientras yo escribía.
Necesitaba hacer algo aparte de ser mamá, me sentía literalmente una vaca lechera, todo el día alimentando a mi cría; quería desahogar todo lo nuevo …

¿Y CÓMO ENSEÑO A MI HIJO A MANEJAR SUS EMOCIONES SI A VECES NI SÉ COMO HACERLO YO MISMA?

Imagen
Esta pregunta me la hizo una de ustedes y me dejó pensando bastante, creo que es una pregunta que me hago cada vez que mi cría hace un berrinche o se retuerce histérico y no me deja cambiarlo.
En cada episodio trato de conservar la calma y tener el tono de voz más amable y amoroso que puedo. Pero caray! que difícil es.
Muchas veces tengo un diálogo interno imaginario, donde mi cría puede responderme y hacerme entender:
(Cría haciendo berrinche) - Yo: ¿por qué lloras? - Cría: porque sí - Yo: ¿pero qué no ves que quiero ayudarte a cambiar tu pañal para que no te roces y andes cómodo? - Cría: no me importa! no quiero que me acuestes! - Yo: ¿pero por qué no? - Cría: porque no.
Ok, hasta en mi mente el diálogo imaginario con mi hijo no llega a mucho. Mi frustración me hace toparme con pared y pensar: este niño está siendo todo un cretino!
Y ahí en ese momento, cuando pienso que mi hijo es un cretino con su madre y comienzo a sentirme molesta es cuando me pregunto, ¿cómo voy a enseñar a mi hijo a mane…

¿POR QUÉ LLEGA TARDE UNA MAMÁ?

Imagen
No puedo generalizar y hacer la pregunta en general: ¿por qué todas las mamás llegan tarde? Hay muchas mamás que son muy puntuales y las admiro y envidio por eso.
Pero habemos otro grupo que por más que nos apuremos y pongamos alarmas el llegar a tiempo a un lugar junto a nuestras crías se convierte en todo un reto.
Vamos a comenzar:
Si la mamá tiene que salir con su hijo (o hijos) temprano, todo comienza obviamente desde la mañana. Despiertas y sacas a tu bebé de la cuna, le das su leche y después cambias su pañal.
Lo dejas con sus juguetes para preparar los desayunos de ambos (si es que tu cría ya come algo más que leche). Comen juntos mientras das bocados a prisa para terminar lo más pronto posible, pero tu bebé juega más de lo normal con la comida y termina embarrado de pies a cabeza.
Terminan el desayuno y sólo cambias el pañal de tu hijo, le dejas la misma ropa porque sabes que lo inteligente es vestirlo antes de irse para así evitar que ensucie el outfit que con anterioridad planeas…

VOY A EXTRAÑAR VERTE ASÍ DE PEQUEÑO, PERO NO DEBO ESTAR TRISTE POR ESO

Imagen
Esta mañana estaba en la cocina preparando nuestros desayunos a toda prisa, te dejé en la sala con tus juguetes y música de fondo. A lo lejos oía que te movías y jugabas, hasta que se hizo un silencio y eso me hizo ir a verte.
Te encontré parado junto a la ventana viendo pasar los carros.
Ya te he visto así en otras ocasiones, pero esta vez me detengo un ratito más para disfrutarlo.
No pude evitar que cruzara por mi cabeza que en un abrir y cerrar de ojos ya no estarás en tu pijama en la sala de nuestra casa viendo por la ventana. Que ya no voltearás a verme en cuanto notes mi presencia y me sonreirás, para después comenzar a dar pasitos hacia mí.
He comenzado a saborear estos momentos más seguido, a pesar del ajetreo diario a veces noto que debo hacer una pausa para disfrutar esos instantes, los que parecen pequeños pero serán grandes después, ya que todo esto tiene una fecha de expiración.
Pero quiero tener siempre presente algo, aunque en el futuro extrañe estos días, no quiero y no deb…

A MÍ NO ME GUSTABAN LOS NIÑOS

Imagen
Algunas veces a mi hijo le ha dado por reírse un tanto curioso, algo exagerado como fingiendo la risa. Fue mientras miraba "Masha y el oso" cuando lo noté, abrió la boca más de lo normal e hizo ruidos como parte de su risa, movía la cabeza de un lado a otro y luego me volteó a ver para cerciorarse de que yo lo había visto.
¿Les ha tocado ver esto con los suyos?
Creo que es algo normal de los niños, exagerar a veces las cosas para llamar la atención y hacer algo gracioso. Ya lo había visto antes en otros niños y siempre pensaba, ¿para qué exagerar tanto? ¿qué ganan con eso? Creo que hasta me desesperaba un poco.
Pero al ver a mi hijo pensé: este niño es comiquísimo!! Que puntada tan buena de mi hijo! Es una de las cosas más chistosas y tiernas que he visto. Todo eso acompañado de una sonrisa boba de mi parte al ver a mi hijo con su actuación.
Así es, antes a mí no me gustaban los niños, hasta que tuve al mío mi opinión cambió radicalmente.
Los niños siempre me daban algo de miedo,…

5 DÍAS LEJOS DE REDES SOCIALES , 5 DÍAS MÁS CERCA DE MI HIJO

Imagen
Tenía un tiempo pensando que quería alejarme por unos días de las redes sociales, quería hacer una desintoxicación de todo eso. Llevaba días en que me sentía estresada por entrar a revisar Facebook o Instagram, en lugar de ser una distracción me encontraba a mí misma comparándome con algo más, criticando a mí y a otros, molestándome o sintiéndome triste por cosas que pasan en el mundo, en fin, estaba gastando mi energía en cosas que no debía. Entrar a mis redes sociales se estaba haciendo algo negativo.
Sin mencionar que cada día me sentía más dependiente de mi teléfono. Lo primero cada mañana era tomar a mi hijo en brazos para amamantarlo e inmediatamente tomaba mi teléfono para comenzar a deslizar mi dedo por la pantalla mientras él comía. Desde que me despertaba comenzaba todo.
Me descubría a mí misma con el celular en la mano mientras mi hijo jugaba y hacía una pausa a su juego para voltear a verme esperando a que lo siguiera, según yo sólo contestaba ese mensaje de Whatsapp de maner…

LA IMPORTANCIA DE LAS FOTOS

Imagen
Esta foto es de la pasada Navidad, cuando Leo y yo estuvimos casi 2 meses en casa de mis papás.
En cada fotografía que sacaba de ellos tres obtenía siempre una toma como esta, mi hijo sonriendo de oreja a oreja viendo feliz a sus abuelos, y ni se diga el tata y la nana que se sentían orgullosos y contentos de tener a su nieto con ellos. Cada foto mostraba una complicidad entre esos tres, como si tuvieran un chiste privado que sólo ellos conocían.
Bendita tecnología, que ahora al tomar la foto con mi iPhone grabo 15 segundos de video en cada foto si lo quiero; así que tengo guardado para siempre las risitas de ellos tres mientras yo les pedía que se quedaran quietos para la foto.
Mi hijo no recordará este momento, pero gracias a esta foto yo le platicaré de sus abuelos, de los días que pasó con ellos haciendo batallar a su abuelo porque insistía en tirar sus pelotas abajo de los sillones y el tata iba al rescate. De su nana que le enseñó a parar el dedo índice cuando le preguntaban cuánto…