Entradas

Mostrando las entradas de marzo, 2018

EL PRIMER CUMPLEAÑOS DE MAMÁ AGRIDULCE

Imagen
Fue en marzo del 2017 cuando publiqué mi primera entrada en mi blog. Inicié con un post para presentarme y poco a poco fui escribiendo más cosas. No fue hasta que abrí la Fan Page que pude darme a conocer un poquito más, pero fue en mi blog donde inicié con este pequeño proyecto.
En ese entonces Leo acababa de cumplir 4 meses y comencé a sentirme un poco más como yo misma. Creo que después de que un bebé cumple los 3 meses las cosas comienzan a apaciguarse algo, no del todo pues sigues sin dormir y estás cansada, pero ya estás acostumbrada a eso y las cosas se van acomodando mejor.
Tenía tiempo con la idea en la cabeza, así que una noche me animé. Todavía tengo un leve recuerdo de mí sentada en el sillón de la sala viendo cómo quería acomodar todo e ideando lo que quería plasmar. Como siempre, todo mundo dormía en casa mientras yo escribía.
Necesitaba hacer algo aparte de ser mamá, me sentía literalmente una vaca lechera, todo el día alimentando a mi cría; quería desahogar todo lo nuevo …

¿Y CÓMO ENSEÑO A MI HIJO A MANEJAR SUS EMOCIONES SI A VECES NI SÉ COMO HACERLO YO MISMA?

Imagen
Esta pregunta me la hizo una de ustedes y me dejó pensando bastante, creo que es una pregunta que me hago cada vez que mi cría hace un berrinche o se retuerce histérico y no me deja cambiarlo.
En cada episodio trato de conservar la calma y tener el tono de voz más amable y amoroso que puedo. Pero caray! que difícil es.
Muchas veces tengo un diálogo interno imaginario, donde mi cría puede responderme y hacerme entender:
(Cría haciendo berrinche) - Yo: ¿por qué lloras? - Cría: porque sí - Yo: ¿pero qué no ves que quiero ayudarte a cambiar tu pañal para que no te roces y andes cómodo? - Cría: no me importa! no quiero que me acuestes! - Yo: ¿pero por qué no? - Cría: porque no.
Ok, hasta en mi mente el diálogo imaginario con mi hijo no llega a mucho. Mi frustración me hace toparme con pared y pensar: este niño está siendo todo un cretino!
Y ahí en ese momento, cuando pienso que mi hijo es un cretino con su madre y comienzo a sentirme molesta es cuando me pregunto, ¿cómo voy a enseñar a mi hijo a mane…

¿POR QUÉ LLEGA TARDE UNA MAMÁ?

Imagen
No puedo generalizar y hacer la pregunta en general: ¿por qué todas las mamás llegan tarde? Hay muchas mamás que son muy puntuales y las admiro y envidio por eso.
Pero habemos otro grupo que por más que nos apuremos y pongamos alarmas el llegar a tiempo a un lugar junto a nuestras crías se convierte en todo un reto.
Vamos a comenzar:
Si la mamá tiene que salir con su hijo (o hijos) temprano, todo comienza obviamente desde la mañana. Despiertas y sacas a tu bebé de la cuna, le das su leche y después cambias su pañal.
Lo dejas con sus juguetes para preparar los desayunos de ambos (si es que tu cría ya come algo más que leche). Comen juntos mientras das bocados a prisa para terminar lo más pronto posible, pero tu bebé juega más de lo normal con la comida y termina embarrado de pies a cabeza.
Terminan el desayuno y sólo cambias el pañal de tu hijo, le dejas la misma ropa porque sabes que lo inteligente es vestirlo antes de irse para así evitar que ensucie el outfit que con anterioridad planeas…

VOY A EXTRAÑAR VERTE ASÍ DE PEQUEÑO, PERO NO DEBO ESTAR TRISTE POR ESO

Imagen
Esta mañana estaba en la cocina preparando nuestros desayunos a toda prisa, te dejé en la sala con tus juguetes y música de fondo. A lo lejos oía que te movías y jugabas, hasta que se hizo un silencio y eso me hizo ir a verte.
Te encontré parado junto a la ventana viendo pasar los carros.
Ya te he visto así en otras ocasiones, pero esta vez me detengo un ratito más para disfrutarlo.
No pude evitar que cruzara por mi cabeza que en un abrir y cerrar de ojos ya no estarás en tu pijama en la sala de nuestra casa viendo por la ventana. Que ya no voltearás a verme en cuanto notes mi presencia y me sonreirás, para después comenzar a dar pasitos hacia mí.
He comenzado a saborear estos momentos más seguido, a pesar del ajetreo diario a veces noto que debo hacer una pausa para disfrutar esos instantes, los que parecen pequeños pero serán grandes después, ya que todo esto tiene una fecha de expiración.
Pero quiero tener siempre presente algo, aunque en el futuro extrañe estos días, no quiero y no deb…