GRACIAS A MI HIJO



Gracias a mi hijo, porque desde el día uno me hiciste saber que poseo una gran fortaleza, que puedo ser más valiente de lo que creí.

Lo que antes parecía imposible ahora es posible si me lo propongo. Cosas que antes no hubiera imaginado hacer, hoy las estoy intentando y en el camino de lograrlas.

Soy menos indecisa. Con un bebé no hay mucho tiempo para perder, así que hay que poner manos a la obra pronto.

He comenzado a querer aprender cosas nuevas con más interés y emoción que antes. Deseo ser un ejemplo para él y me entusiasma que más adelante le podré compartir lo que sé.

Ha despertado un poco de creatividad en mí. Soy una de las personas menos creativas que conozco, pero a partir de que mi hijo llegó a mi vida mi imaginación comenzó a trabajar más.

Disfruto la música mucho más. Yo no cantaba ni bailaba dando brincos como loca, hoy con él descubrí lo liberador que es cantar sin importar la mala afinación; cantar y bailar "I'll be there for you" al inicio de la serie de Friends es motivo de risas para él y para mí.

Despierto con una sonrisa todas las mañanas. No hay forma de escaparse a la sincera sonrisa sin dientes de un bebé y sentirse feliz instantáneamente.

No hay día que no me ría.

Soy una persona más empática. Antes de emitir un juicio precipitado trato de ponerme en los zapatos de los demás.

Porque disfruto más de las cosas simples de la vida. Ver caer las hojas de los árboles en otoño, jugar en la nieve en invierno, comer una dona de chocolate, ir a caminar en medio de los árboles u oír una canción provocan mucha emoción y me hacen sentir contenta.

Valoro cada logro, no importa si parece algo pequeño, alcanzar una nueva meta es motivo de celebración.

Me di cuenta de que puedo mantener con vida a otro ser humano. Antes apenas y podía cuidarme a mí misma, pero hoy he logrado tener sano y feliz a mi hijo.

Porque me ha hecho sentir un tipo de amor que no conocía; lo siento cada vez que lo abrazo.

No es que crea que una mujer necesita convertirse en madre para sentir todo esto, para nada. Tampoco significa que no disfrutara mi vida antes de él, pero si soy honesta, mi hijo ha hecho que todo lo viva con más intensidad y eso es algo por lo que siempre le estaré agradecida.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

MAMÁS, TODAS FUIMOS PRIMERIZAS

DIY - Cómo crear arte con tu bebé