CARTA AL FUTURO AMOR DE LA VIDA DE MI HIJO



No sé dónde te encuentres ahora ni que estés haciendo, quizás tu mamá te tiene en brazos y te está arrullando como yo hice hace un rato con el hombre que amas, en el momento en el que escribo esto él es aún un bebé.

Acaba de cumplir 1 año y me estoy adelantando mucho, pero he visto que el tiempo pasa tan rápido y sin que nos demos cuenta, así que pensé en ti, en la persona que será la más importante para mi hijo.

Ahora soy la persona que más quiere el hombre que amas, sin menospreciar a su papá al cual adora también, pero yo paso con él todo el día y su alimento favorito sale de mi cuerpo. Si ve que entro a un lugar me busca inmediatamente con la mirada, si me voy llora inconsolablemente hasta que regreso a tomarlo en brazos.

En este momento se le iluminan los ojos al verme, pero después lo harán al verte a ti.

Por ahora quiere pasar el mayor tiempo conmigo, pero después lo querrá pasar contigo.

Mis chistes y muecas lo hacen reír a carcajadas, pero después no habrá nada mejor que reírse junto a ti.

El no puede dormir si no está en mis brazos o me siente a su lado, pero algún día te necesitará solamente a ti para abrazarte mientras duerme.

Sólo yo logro calmar cualquier llanto o tristeza al abrazarlo mientras le tarareo una canción; tú serás la persona más importante a la que acudirá por refugio en momentos difíciles.

Francamente no sé cómo me sentiré al llegar ese día, supongo que será algo difícil saber que ya no soy el centro de su vida. Pero te aseguro algo, seré feliz de que te haya encontrado y pueda decirme que está con el amor de su vida.

Por ahora te quiero prometer algunas cosas: educaré con cariño a ese pequeño bebé para que sea un hombre gentil, respetuoso y considerado, mereces tener todo eso en el amor de tu vida. Le daré el mejor ejemplo que pueda para hacerlo un hombre de bien.

Lo amaré intensamente para que cuando llegue a ti sepa que no hay nada mejor que demostrar su amor a aquellos que quiere y que debe aprovechar cada minuto.

Prometo no entrometerme en su vida contigo. No haré nada que pueda ocasionar problemas entre ustedes.

No voy a criticarte, ya sean tus decisiones, tu físico o tu forma de hacer las cosas; no soy perfecta y no tengo derecho a juzgarte o decir algo que te pueda hacer sentir mal.

Si tienen hijos me reservaré mis comentarios respecto a su forma de crianza; es difícil ser una nueva mamá y sentirse observada o criticada por las personas. Pero quiero que sepas que cuentas conmigo, puedes pedirme consejo y ayuda siempre que lo necesiten.

Soy la primera persona que mi hijo amó en su vida, pero tú serás la última. Y yo te amaré a ti por hacer de mi hijo un hombre muy feliz.

Toda mamá desea eso para sus hijos, así que gracias por amarlo como lo haces, gracias por llegar a su vida.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

GRACIAS A MI HIJO

UNA MAMÁ TATUADA