HOY CUMPLO 8 MESES DE SER MAMÁ



Ha sido un mes algo cansado, regresando de nuestras vacaciones en Mexicali me acostumbré a tener ayuda con Leo durante el día, así que este mes mi bebé y yo nos hemos reincorporado a la rutina. Con esto puedo decir que aprendí a que pedir ayuda es muy importante para una mamá, aunque a veces queramos tener todo hecho nosotras mismas no siempre se puede, somos humanas y necesitamos una pausa. Por eso este mes no dudé en despertar a Felipe y decirle: cámbiale el pañal, es tu turno! Jaja
Lo que viví en el vuelo de regreso a casa con Leo me enseñó que no importa la crisis que se presente, en lo que sea debo guardar la calma. Ya es suficiente con que el bebé esté histérico como para que la mamá se una a la causa.
Paciencia! Esto ya lo he incluido en lo que aprendí en otros meses, pero cada mes tiene su nivel de dificultad. Leo va mostrando cada vez más su ímpetu jeje, es muy lindo irlo viendo convertirse en una persona con sus propias características, pero cuando se pone terco por querer salirse de la tina mientras lo baño o cuando se priva y se pone colorado porque no quiere que lo acueste a que le cambie el pañal no es tan tierno. Mucha paciencia he tenido que tener este último mes y sé que deberá ir aumentando conforme pase el tiempo.
Aprendí que las cosas cambian, aunque no me guste lo debo de aceptar y seguir adelante. Leo dejó de dormir de corrido desde que volvimos; regresamos a los tiempos de despertar cada dos horas en la noche. Me quejé mucho al inicio pero tuve que aceptarlo, las cosas irán cambiando mucho sin previo aviso.
Algo que me encantó este mes fue que mi capacidad de sorpresa por las cosas más sencillas ha aumentado. Leo es cada vez más curioso y siempre que abre mucho sus ojos y se queda maravillado viendo algo no puedo más que unirme a él.
Aprendí que debo comprar un platito de esos que quedan pegados a la mesita del bebé (aún no lo hemos comprado). Mis perros ya han comido calabaza, zanahoria, plátano y aguacate. Leo apenas y ha probado algo de eso.
Este mes sentí en mis cachetes los besos más babeados de mi vida, acompañados de jalones de pelo; pero han sido los besitos más tiernos.
Aprendí que por extrañas razones a los niños les gusta ver la misma película una y otra vez. Leo aún no me pide que quiere ver algo en particular, pero con Shrek se queda quieto y parece poner toda su atención, cosa que no pasa con otras caricaturas. Sólo muestra mucha emoción con la canción de inicio de Paw Patrol, con eso aprendí a emocionarme por una caricatura también jeje.
Todavía me falta mucho por aprender, apenas llevo 8 meses de ser mamá.

Comentarios

  1. Realmente aún no entiendo por qué les gusta ver la misma peli una y otra vez, será conexión o es que se acostumbran. Pero quienes somos para decir si es bueno o malo, si nosotras somos capaces de leer y re leer un libro una y otra vez... que hermoso tu bebé Dios lo bendiga.

    ResponderEliminar
  2. Son tantas etapa las que vives con los hijos. Es maravilloso verlos crecer. Disfrútalo mucho

    ResponderEliminar
  3. Muchas felicidades, disfrutalo porque el tiempo se pasa volando y cuando menos pienses ya no tienes un baby :)

    ResponderEliminar
  4. Así es! En la maternidad aprendemos todos, hijos y padres. Es maravilloso lo sabia que es la naturaleza y como formamos parte de ella. Feliz 8 meses!

    ResponderEliminar
  5. Muchas felicidades, disfruten juntos de esta etapa, que el tiempo se va volando

    ResponderEliminar
  6. Que hermosa etapa. Disfrutala al máximo!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

MAMÁS, TODAS FUIMOS PRIMERIZAS

10 COSAS QUE ME AYUDARON CON LA LACTANCIA MATERNA

Sobre mí