Entradas

Mostrando las entradas de febrero, 2018

A MÍ NO ME GUSTABAN LOS NIÑOS

Imagen
Algunas veces a mi hijo le ha dado por reírse un tanto curioso, algo exagerado como fingiendo la risa. Fue mientras miraba "Masha y el oso" cuando lo noté, abrió la boca más de lo normal e hizo ruidos como parte de su risa, movía la cabeza de un lado a otro y luego me volteó a ver para cerciorarse de que yo lo había visto.
¿Les ha tocado ver esto con los suyos?
Creo que es algo normal de los niños, exagerar a veces las cosas para llamar la atención y hacer algo gracioso. Ya lo había visto antes en otros niños y siempre pensaba, ¿para qué exagerar tanto? ¿qué ganan con eso? Creo que hasta me desesperaba un poco.
Pero al ver a mi hijo pensé: este niño es comiquísimo!! Que puntada tan buena de mi hijo! Es una de las cosas más chistosas y tiernas que he visto. Todo eso acompañado de una sonrisa boba de mi parte al ver a mi hijo con su actuación.
Así es, antes a mí no me gustaban los niños, hasta que tuve al mío mi opinión cambió radicalmente.
Los niños siempre me daban algo de miedo,…

5 DÍAS LEJOS DE REDES SOCIALES , 5 DÍAS MÁS CERCA DE MI HIJO

Imagen
Tenía un tiempo pensando que quería alejarme por unos días de las redes sociales, quería hacer una desintoxicación de todo eso. Llevaba días en que me sentía estresada por entrar a revisar Facebook o Instagram, en lugar de ser una distracción me encontraba a mí misma comparándome con algo más, criticando a mí y a otros, molestándome o sintiéndome triste por cosas que pasan en el mundo, en fin, estaba gastando mi energía en cosas que no debía. Entrar a mis redes sociales se estaba haciendo algo negativo.
Sin mencionar que cada día me sentía más dependiente de mi teléfono. Lo primero cada mañana era tomar a mi hijo en brazos para amamantarlo e inmediatamente tomaba mi teléfono para comenzar a deslizar mi dedo por la pantalla mientras él comía. Desde que me despertaba comenzaba todo.
Me descubría a mí misma con el celular en la mano mientras mi hijo jugaba y hacía una pausa a su juego para voltear a verme esperando a que lo siguiera, según yo sólo contestaba ese mensaje de Whatsapp de maner…

LA IMPORTANCIA DE LAS FOTOS

Imagen
Esta foto es de la pasada Navidad, cuando Leo y yo estuvimos casi 2 meses en casa de mis papás.
En cada fotografía que sacaba de ellos tres obtenía siempre una toma como esta, mi hijo sonriendo de oreja a oreja viendo feliz a sus abuelos, y ni se diga el tata y la nana que se sentían orgullosos y contentos de tener a su nieto con ellos. Cada foto mostraba una complicidad entre esos tres, como si tuvieran un chiste privado que sólo ellos conocían.
Bendita tecnología, que ahora al tomar la foto con mi iPhone grabo 15 segundos de video en cada foto si lo quiero; así que tengo guardado para siempre las risitas de ellos tres mientras yo les pedía que se quedaran quietos para la foto.
Mi hijo no recordará este momento, pero gracias a esta foto yo le platicaré de sus abuelos, de los días que pasó con ellos haciendo batallar a su abuelo porque insistía en tirar sus pelotas abajo de los sillones y el tata iba al rescate. De su nana que le enseñó a parar el dedo índice cuando le preguntaban cuánto…

LAS DUDAS DE LA MATERNIDAD

Imagen
Mi hijo está comenzando a pararse por sí solo y a caminar agarrado de su andador. Aunque realmente se detiene de cualquier cosa que tenga ruedas y comienza la carrera diaria.
Esto ha hecho que comience poco a poco a dejar de verlo como un bebé. 
Y ahí, al darme cuenta de lo mucho que está creciendo fue cuando un pensamiento me dejó congelada: dios santo! Soy yo la responsable de guiar y formar a una persona?
No es que no lo supiera desde que me enteré de que estaba embarazada, el tener un hijo implica educarlo, sólo que todos estos primeros meses enfoqué toda mi atención en mantenerlo con vida.
Mi preocupación siempre fue el tenerlo alimentado, en fijarme si hizo popó en el día, que subiera de peso, el ir a su cuna en las noches para confirmar que siguiera respirando, en llenarlo de abrazos y besos.
Me concentré en lo básico y por un momento dejé a un lado lo que sigue en la maternidad. Miraba como muy lejano ese día y ya siento que está a la vuelta de la esquina.
Y ahora estoy aquí,…

FELICIDAD PURA

Imagen
Este es mi hijo hace unos días mientras chapoteaba contento en su tina.
Le di la espalda un segundo para agarrar el jabón mientras lo miraba a través del espejo del lavamanos.
Lo que vi fue a mi hijo disfrutar de su baño, sonriendo y súper concentrado en su pelota azul (de esas que se usan para albercas de pelotas). Tomaba con sus manos la pelota, la sumergía en su tina y luego la sacaba para darle una mordida como si fuera una gran manzana.
Vi a mi hijo feliz, sólo viviendo el momento, enfocado en su pelota y para él eso era suficiente.
Yo estaba bañándolo como siempre, como la rutina de todos los días, algo cansada pero nada fuera de lo común. En medio de esa rutina aprecié agradecida ese momento.
Él no necesita mucho, sólo una pelota y agua fueron suficientes para entretenerlo. Para él cada pequeño detalle es algo grande, es algo de lo que aprende, es algo que aprovecha al máximo.
No estaba preocupado por lo que pasará mañana, no estaba de malas por las veces que lloró en el día o…

¿GUERRA DE MAMÁS?

Imagen
Alguna vez en la vida has escuchado o leído la opinión de otra mamá respecto a formas de crianza o manera de llevar la maternidad y no has estado de acuerdo, ¿cierto?
El mundo está lleno de distintas opiniones, así que no es difícil toparnos con algo con lo que no concordamos.
Cuando te pasa eso, ¿qué haces? ¿No puedes evitar dar tu opinión o simplemente toleras e ignoras?
Les pregunto esto porque desde que me convertí en mamá he descubierto que las jueces más duras de la forma de crianza de otra persona, son (o somos) las mismas mamás.
Aclaro, no generalizo y no digo que son todas. Pero si debo reconocer que muchas veces las primeras en señalar con el dedo son otras mamás.
Eso me da mucha pena y me sorprende, pues no habrá ninguna otra persona en el mundo que nos comprenda mejor en estos temas. Alguien quien ha vivido muchas cosas igual que tú.
Yo misma me he topado con mamás que opinan diferente a mí, me ha dado el impulso de alzar mi mano y decirles que algo que hacen no me encanta del t…

LO QUE MI HIJO RECORDARÁ DE MÍ

Imagen
Hace cuánto no te tomas una foto de ti misma sola? Dicen que es importante que salgas en las fotos con tus hijos para que ellos tengan ese recuerdo tangible, pero también deben verte a ti, la persona antes de la mamá.

Cuando ya no esté cerca me gustaría que mi hijo sepa quién fui yo realmente, no sólo la mamá que el conocerá toda su vida, que conozca esa otra parte de mí.

El día que yo me vaya, quiero que mi hijo sepa por mí cómo era su mamá, no sólo por las fotos y anécdotas que los demás le puedan contar.

Esta foto la tomé hace unos días, cuando me tomé un chai latte y un pedazo de pastel de manzana en una pequeña cafetería que me gustó mucho. Estuve ahí sola por una hora y media mientras mis papás cuidaban a mi hijo. Me encantó!

Así es hijo, amo mis momentos de soledad, no me molesta ir sola de compras o al cine, no me incomoda comer sola en un restaurant, me siento cómoda estando conmigo y lo disfruto.

Soy una persona muy insegura en muchos aspectos, me congelo al hablar con gente nuev…

BAILANDO JUNTOS EN LA OSCURIDAD

Imagen
Ya es muy tarde en la noche, hace un par de horas que debiste quedarte dormido, pero te niegas a caer.
Hace rato te dejé en tu cuna para que descansaras pero a lo lejos oí tu llanto de nuevo.
Voy a admitir algo, en cuanto te oí despertar renegué, di un suspiro y pensé: por qué no se duerme de una vez? Estoy cansada y este niño no me da tregua! Necesito parar por un momento, llevo así todo el día.
Me levanto del sillón y voy a verte. En medio de la oscuridad te veo sentadito en tu cuna medio dormido, pero aún así alzas los brazos para que te cargue. En cuanto te abrazo, acomodas tu cabecita perfectamente en mi hombro y pienso, ahora ¿cómo te arrullo?
Y sólo se me ocurre comenzar a bailar.
Comienzo a dar brinquitos que sé que te calman y entonces sin darme cuenta comienzo a bailar la de caballo dorado, dos pasos a la derecha, dos a la izquierda, ahora para atrás y luego para adelante.
No rompas más mi pobre corazón.. y de la nada avientas una risita porque te divierten mis movimientos. M…