TIEMPO PARA MAMÁ



Llevamos dos semanas en México, hemos podido aprovechar el tiempo para que familiares y amigos conozcan a Leo, pero debo de admitir que también yo he aprovechado para tener un tiempo para mí, para relajarme un poco. Y digo que un poco porque al final sigo muy al pendiente de Leo, pero definitivamente tener a los abuelos cerca me ha ayudado mucho.
Tuve mi primer salida con una amiga a la calle, fue la primer salida yo sola con Leo. Fuimos a desayunar a un restaurante, mi amiga llevaba a su pequeña bebé de un mes y medio. Me dio gracia vernos llegar, las dos con la pañalera al hombro y con un pesado porta bebé con su respectiva cría. Llegamos y acomodamos todo, es todo un proceso sentarse cuando llevas a un bebé contigo. Y sobre todo es un reto poder comer y platicar mientras el bebé se pone inquieto y quiere salirse de su sillita. En un punto mi amiga y yo acabamos amamantando a nuestras crías, platicando de cómo nos estaba yendo de mamás y compartiendo experiencias, me dio mucha gracia esta escena porque no pude evitar decir: de qué platicábamos antes cuando salíamos a tomar una cerveza? Jajaja
Leo estuvo risa y risa con los meseros, muy inquieto que apenas pude comer, pero la verdad disfruté mucho de estar así con mi amiga, salir a la calle y platicar; pero sobre todo me di cuenta de la importancia de juntarte con mamás que piensan como tú, donde puedes desahogarte y hasta reírte de las cosas que te han pasado con tu bebé. Que bien se siente ver que otra mamá y que además es tu amiga se ha sentido igual que tú!

Mi siguiente momento para mí fue cuando fui a hacerme este tatuaje. Salí un par de horas de la casa y sabía que Leo estaba en las mejores manos, con sus abuelos. Durante mi cita con la muchacha que hizo mi tatuaje terminé platicando de mi Leo jajaja, algo obvio ya que el tatuaje era por él. Pero al final tuve un rato para mí y sus abuelos tuvieron a su nieto sólo para ellos.
Y algo que también me ha servido para relajarme es que mi mamá se ocupa de las comidas, soy feliz por eso! Estoy disfrutando de comer la comida de mi madre y tomarme mi tiempo ya que alguien más puede cargar a Leo mientras como. Puedo volver a comer tan lento como antes! Jajaja
Al final termino mucho menos cansada porque tuve ayuda durante el día, ya sean mis papás o hermana, sobran brazos para mi hijo jeje. Me he estado desvelando viendo Game of thrones, apenas voy en la tercer temporada, esta serie es todo un vicio!
No crean que le aviento a Leo a mis papás y hermana todo el día jaja, pero de verdad que agradezco que andan muy al pendiente de si necesito ayuda. Sólo estaremos una semana más aquí, así que todo esto sirve para que yo recargue pilas y mis papás disfruten a su nieto.
Un tiempo para una misma es muy importante.
Extrañaré esto, el estar con mis papás así, pero no quiero ponerme nostálgica, pronto volveremos a vernos.
Ya extrañamos a mi esposo. Ya cargué pilas y ya casi volvemos a casa!

Comentarios

Entradas más populares de este blog

GRACIAS A MI HIJO

MAMÁS, TODAS FUIMOS PRIMERIZAS

DIY - Cómo crear arte con tu bebé