MI HERMANA Y SU SOBRINO


Fue muy curioso ver cómo Leo le ha sonreído a cuanta persona conoce desde que iniciamos el viaje a México, resultó ser algo nuevo para mí, algo que me encantó y me hizo decir: ese es mi hijo! Jaja
Su sonrisa es para todos, pero sin exagerar, desde que vio a mi hermana en el aeropuerto (fue la primera que lo cargó cuando llegamos) Leo le ha sonreído muchísimo y la ve ya como alguien que conociera desde hace mucho.
Ya he leído antes artículos de la importancia de la tía materna en la vida de un niño, pero ahora que los veo juntos me doy cuenta de ello.
Observo a mi hijo que cuando ve entrar a su tía a un lugar él la va buscando con la mirada, le sonríe como si fueran cómplices de algo y como si confiara en ella más que en nadie.
Mi hermana ya le dio sus primeras orejas de Mickey Mouse con su nombre bordado, está más que emocionada y puesta para llevar a su sobrino a Disney.
Es como la segunda mamá de mi bebé, alguien a quien le confiaría la vida de mi hijo sin dudarlo. Justamente en este viaje ha sido la que me salva el trasero cuando necesito hacer algo y ella cuida por mientras a Leo (entre ella y mi mamá).
A pesar de la distancia se que mi hijo y mi hermana podrán ser los mejores amigos y Leo siempre contará con ella para lo que necesite.
Esta foto fue el momento que se reencontraron en el aeropuerto.
Es bonito poder ver esta relación entre ellos, me siento muy afortunada.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

GRACIAS A MI HIJO

MAMÁS, TODAS FUIMOS PRIMERIZAS

DIY - Cómo crear arte con tu bebé