Hoy cumplo 6 meses de ser mamá

Hoy cumplo 6 meses de ser mamá.

No puedo creer que ya pasó medio año desde que tuve a Leo por primera vez en mis brazos. El bebé que nos necesitaba para sacar aire ya no nos necesita más para eso jeje, ha crecido mucho y ya poco a poco va mostrando más curiosidad por todo.




Este mes comencé con un nuevo miedo: el miedo de lo que el mundo le puede hacer a mi hijo. Los primeros meses mis miedos giraban en torno a la inseguridad de si podría mantener vivo a un ser tan chiquito; nunca en mi vida había cambiado un pañal, así que me angustiaba que yo pudiera hacer las cosas bien. Obviamente aún existen esas dudas diarias de si hago las cosas bien por mi hijo, pero últimamente me aterran todos los peligros a los que está expuesto un niño en estos tiempos. Es esto normal? O estoy exagerando?
Cada noticia mala que veo en internet y que involucre a un niño me afecta. Me he quedado con Leo dormido en mis brazos más rato del que debería pues siento que no hay lugar más seguro que junto a mí y me siento aliviada de verlo dormidito plácidamente. Si ya sé que algún día saldrá al mundo, no debo pasarle mis miedos y bla bla bla, lo sé, pero ahorita así me he sentido.

También creo que me he vuelto más sensible. Ese tipo de malas noticias me ha hecho tirar la lagrimita de vez en cuando al saber que pasan esas cosas en el mundo.

Aprendí qué hay veces que debo darle espacio a mi hijo. A veces cuando Leo está jugando en el piso se queda muy concentrado viendo algo, como analizando lo que ve. Mi impulso es cantarle y seguirlo animando a moverse, pero en algún lado leí que no debo cortarle la inspiración cuando esté enfocado en algo, así el mismo irá descubriendo cosas nuevas.

También este mes fue la primera vez que me cayó un mini vomito de Leo en mi cara (poquita leche con baba). Pasé 6 meses limpia de la cara hasta este mes.

Aprendí que debo variarle en mi repertorio musical; si canto 3 veces seguidas "Bandera de tres colores", Leo voltea a verme con cara de: ya cámbiale de canción por favor!
También aprendí a que si me acuesto a un lado de Leo en su tapete mientras estamos jugando debo hacerlo un poco alejada de él, ya que comenzó a tirar de vez en cuando sus juguetes o agitarlos con fuerza.

Aprendí que las sillitas para niños que hay en los restaurantes las puedes voltear con las patas para arriba y eso sirve para poner ahí el porta bebé. mi esposo me dijo: que en México no viste eso en los restaurantes? Mi respuesta fue: no, nunca preste atención a ningún tema relacionado con niños hasta ahora.

Eso me deja una sensación nueva: antes de ser mamá se me figuraba que había muchos niños en la calle, en todos lados los encontrabas. Ahora cuando hemos salido a algún lugar siento que somos los únicos con un bebé, que estamos solos en un mundo solo para adultos jaja. Simplemente la vez que fuimos al museo, fui a cambiar a Leo de pañal y el cambiador para bebés estaba afuerita del baño (detrás de una pared obviamente); toda la que iba al baño nos miraba mientras le cambiaba el pañal. No sentí que el mundo no era tan amigable con los niños hasta hoy que tengo el mío.

Literalmente apliqué la frase: pecho tierra! Desde que Leo nació he bromeado con eso, pero este mes lo hice literalmente. Una noche lo acosté a dormir y cuando parecía que iba a despertar y llorar me agaché inmediatamente para que no me viera y así me quede un ratito hasta que oí que dejó de moverse.

Me di cuenta que si quiero hacer quehaceres en la casa o tener un tiempo para mí, debo hacerlo en la noche. Por fin Leo y yo logramos una rutina para la hora de dormir, dejándome libres las noches. He avanzado más limpiando a las 12 de la noche que durante todo el día; he podido ver mis películas de chicas de nuevo mientras me como mi dona de chocolate.

Una duda! Después de tener un bebé cambian los gustos por la comida? Yo antes prefería las cosas saladas y enchilosas, hoy muero por donas de chocolate!

Una de las mejores sensaciones: que tu bebé te toque tu cara con sus manitas mientras se te queda viendo fijamente y pareciera como si te estuviera analizando.

Todavía me falta mucho por aprender, apenas llevo 6 meses de ser mamá

Comentarios

Entradas más populares de este blog

MAMÁS, TODAS FUIMOS PRIMERIZAS

10 COSAS QUE ME AYUDARON CON LA LACTANCIA MATERNA

Sobre mí